Reglamento Interno de Trabajo - SCM LATAM

Normativa sobre el reglamento interno de trabajo en Perú

Cuando se trata de establecer una relación laboral efectiva entre empleadores y colaboradores, existen varios instrumentos que pueden contribuir a mejorarla. Uno de los más destacados en este contexto es el Reglamento Interno de Trabajo.

La existencia de este documento es fundamental para asegurar el cumplimiento de las disposiciones legales, pero también desempeña un papel crucial al proporcionar una mayor claridad sobre las normas y pautas que se deben seguir dentro de la organización.

En esencia, el Reglamento Interno de Trabajo representa una herramienta para regular las relaciones internas en las empresas. Veamos con detalle qué es el reglamento interno de trabajo, su propósito y cómo se puede crear.

 

Aumenta la productividad con nuestra solución de Control de Asistencia UKG

 

¿Qué es el reglamento interno de trabajo?

 

El Reglamento Interno del Trabajo en Perú se define como un conjunto de normas y disposiciones que regulan las relaciones laborales en una empresa. Estas reglas están diseñadas para establecer los derechos y responsabilidades tanto de los empleadores como de los colaboradores, con el propósito de crear un entorno laboral justo y equitativo.

Su objetivo principal es establecer un marco de convivencia laboral justo y equitativo, y contempla aspectos clave como jornadas laborales, horarios, control de asistencia, permisos, licencias, derechos y obligaciones de empleadores y trabajadores, entre otros. Pero ¿es obligatorio para todas las empresas contar con un reglamento interno de trabajo, o existen condiciones específicas, de acuerdo a la ley, que lo determinen?

 

Base legal del reglamento interno de trabajo

 

La regulación legal del Reglamento Interno del Trabajo en Perú se fundamenta principalmente en el Decreto Supremo N° 039-91-TR. Este decreto establece los requisitos mínimos que deben cumplir los reglamentos internos de las empresas. Su propósito fundamental es salvaguardar los derechos de los colaboradores, fomentar un ambiente laboral armonioso y definir las responsabilidades y actuaciones del personal de nivel jerárquico en relación con los trabajadores.

 

¿El reglamento interno de trabajo es obligatorio?

 

Las compañías que emplean a más de 100 colaboradores, independientemente de su modalidad contractual, tienen la obligación de disponer de un Reglamento Interno de Trabajo. De acuerdo con el Decreto Supremo N° 039-91-TR, el propósito principal de las normas en este reglamento es promover y preservar la armonía en las relaciones entre los colaboradores y los empleadores. Asimismo, este documento debe detallar las responsabilidades y acciones del personal de nivel jerárquico en relación con los trabajadores.

 

Principales disposiciones del reglamento de trabajo

 

El Reglamento Interno del Trabajo comprende disposiciones esenciales destinadas a promover la convivencia laboral y regular el funcionamiento de la empresa. Estas disposiciones abarcan diversos aspectos, como el proceso de admisión de colaboradores, estableciendo requisitos y procedimientos claros.

Asimismo, incluyen la regulación de las jornadas y horarios de trabajo, las normas para el control de asistencia, y las políticas relacionadas con permisos y licencias, así como la gestión de los descansos semanales. Por otra parte, el reglamento establece los derechos y responsabilidades tanto del empleador como del trabajador, con el objetivo de fomentar un ambiente laboral armonioso. Además, contempla medidas disciplinarias, designa a la persona responsable de asuntos laborales y establece pautas fundamentales para el desarrollo de las actividades laborales.

Las principales regulaciones del reglamento interno de trabajo se enfocan en facilitar la convivencia laboral, y la legislación peruana aborda estas disposiciones de la siguiente manera:

  1. Procedimientos de admisión o ingreso de los trabajadores.
  2. Establecimiento de las jornadas y horarios de trabajo, incluyendo el tiempo destinado a la alimentación principal.
  3. Directrices para el control de la asistencia al trabajo, abarcando el método propuesto para dicho control.
  4. Políticas sobre la permanencia en el puesto, cubriendo aspectos como permisos, licencias e inasistencias.
  5. Modalidades para los descansos semanales.
  6. Definición de derechos y responsabilidades del empleador.
  7. Delimitación de los derechos y responsabilidades del trabajador.
  8. Normas para promover y mantener la armonía entre los trabajadores y los empleadores.
  9. Procedimientos disciplinarios.
  10. Identificación de la persona o entidad encargada de atender los asuntos laborales y de gestionar los mismos.
  11. Directrices básicas que deben seguirse en la ejecución de las actividades laborales, con el propósito de garantizar la higiene y seguridad en el entorno laboral. También se incluyen instrucciones para prestar primeros auxilios y prevenir accidentes u otros riesgos profesionales.
  12. Cualquier otra disposición que se considere pertinente de acuerdo con la naturaleza de la actividad de la empresa.

 

Otras disposiciones: Obligaciones del empleador

 

El Reglamento Interno de Trabajo establece claramente las obligaciones del empleador hacia sus trabajadores. Esto incluye garantizar condiciones seguras de trabajo, cumplir con las normas de jornada laboral, otorgar los permisos y licencias correspondientes y brindar un trato justo y equitativo a todos los empleados. También debe proporcionar información clara sobre los procedimientos de denuncia y resolución de conflictos laborales.

De acuerdo con el artículo 4 de este reglamento, se establece un proceso oficial para su aprobación. Para lograr dicha aprobación, se requiere presentar tres copias del Reglamento Interno de Trabajo a la Autoridad Administrativa del Trabajo. Este mismo procedimiento se seguirá en caso de realizar modificaciones al reglamento.

El empleador tiene la obligación de proporcionar a los trabajadores una copia del Reglamento Interno de Trabajo o sus modificaciones. Este deberá llevarse a cabo dentro de los cinco (5) días naturales posteriores a la implementación del mencionado reglamento, previa presentación a la Autoridad competente.

Por último, el artículo 5 del reglamento establece que los trabajadores tienen el derecho de oponerse al reglamento interno. Si consideran que alguna de sus normas viola disposiciones legales o convenciones vigentes, tienen la posibilidad de tomar medidas legales y presentar una acción judicial.

 

Importancia del Reglamento Interno de Trabajo

 

La existencia de un Reglamento Interno del Trabajo en el contexto laboral es esencial, ya que aporta organización, claridad y establece los derechos y deberes tanto de los empleadores como de los empleados. Su función principal es prevenir conflictos, definir medidas disciplinarias y promover un ambiente laboral justo y equitativo. Además, regula elementos cruciales como las jornadas laborales, los períodos de descanso, las licencias y las precauciones de seguridad, contribuyendo así a la creación de un entorno laboral seguro y propicio.

 

¿Cómo elaborar un Reglamento Interno de Trabajo?

 

La creación del Reglamento Interno de trabajo en una empresa parte de un sólido conocimiento de las leyes que lo rigen, como la mencionada anteriormente. Posteriormente, es esencial identificar las necesidades particulares y el entorno laboral, con el objetivo de establecer políticas y normativas que guíen la relación laboral.  Algunos aspectos relevantes a tener en cuenta en este proceso son los siguientes:

  • Reúne un equipo de trabajo: Designa a un grupo de personas que estén familiarizadas con las leyes laborales y los procedimientos de tu empresa para colaborar en la redacción del reglamento.
  • Conoce las leyes laborales aplicables: Investiga y comprende las leyes laborales peruanas que se aplican a tu industria y tu empresa. Asegúrate de que el reglamento cumpla con todas las regulaciones pertinentes.
  • Identifica las necesidades específicas de tu empresa: Considera las necesidades y particularidades de tu empresa al redactar el reglamento. Esto puede incluir políticas específicas de la empresa, horarios de trabajo y normas de seguridad.
  • Redacción clara y precisa: Las normas del reglamento deben redactarse de manera clara y precisa para evitar malentendidos. Utiliza un lenguaje sencillo y fácil de entender.
  • Consulta a los empleados: Antes de finalizar el reglamento, consulta a tus empleados para obtener sus comentarios y sugerencias. Esto puede mejorar la aceptación y el cumplimiento del reglamento.
  • Distribución y firma: Una vez que el reglamento esté completo, debe entregarse a todos los empleados y solicitar que lo lean y lo firmen para indicar su conocimiento y aceptación.

 

¿Quieres conocer más sobre las
soluciones de SCM Latam?
Autor del Post

Tabla de Contenidos

Entradas relacionadas: