¿Qué es la excedencia voluntaria? - SCM LATAM

Excedencia voluntaria: qué es, características y requisitos

En el mundo laboral actual, mantener un control de asistencia efectivo sobre el equipo de trabajo es esencial para la empresa. En este contexto, los recursos y derechos de los trabajadores desempeñan un papel crucial. Uno de estos derechos, que puede afectar tanto a empleados como a empleadores, es la excedencia laboral.

En este artículo, hablaremos sobre las excedencias laborales, incluyendo la excedencia voluntaria y otros tipos de excedencia, destacando quiénes pueden solicitarlas, cómo pueden hacerlo y las posibles repercusiones en la relación laboral y el futuro profesional.

 

¿Qué es una excedencia laboral?

 

Cuando hablamos de excedencia, nos referimos a un concepto intrínseco al trabajador por cuenta ajena. Es un derecho que permite la suspensión del contrato de trabajo sin que esto suponga la pérdida del puesto, liberando así al trabajador de sus obligaciones de prestar servicios y a la empresa de las responsabilidades asociadas a la remuneración y cotización.

Aumenta la productividad con nuestra solución de Control de Asistencia UKG

Tipos de excedencia en el trabajo

 

Excedencia voluntaria 

Cuando un colaborador decide optar por la excedencia voluntaria por razones personales, se traduce en la suspensión temporal de su contrato laboral. A diferencia de una baja voluntaria, este recurso no implica el fin del contrato, sino más bien su interrupción por un periodo determinado. Sin embargo, la excedencia voluntaria se distingue por no garantizar el derecho incondicional de reincorporación al puesto de trabajo al finalizar el período acordado.

Desde una perspectiva jurídica, es crucial señalar que aunque la relación laboral no se suspende formalmente al carecer de un derecho automático de reincorporación, tampoco se extingue de manera definitiva; en cambio, se mantiene un derecho preferente de reincorporación.

  • Excedencia voluntaria por cuidado de familiares: Cuidado de familiar de edad avanzada, accidentado o gravemente enfermo hasta segundo grado. Duración máxima de dos años, con reserva de puesto durante el primer año.
  • Excedencia voluntaria por cuidado de hijos: Incluye excedencias por maternidad y paternidad para el cuidado de menores. Reserva de puesto por un año, con derecho a un puesto equivalente después. Duración máxima de tres años, aplicable también para adopción de menores de 12 años.
  • Excedencia voluntaria por intereses particulares: Requiere mínimo un año de trabajo en la empresa, no se reserva el puesto, pero se tiene preferencia para un puesto similar al regreso.

 

Excedencia forzosa 

 

En la excedencia forzosa, la empresa tiene la responsabilidad de conceder la suspensión temporal del contrato al trabajador por dos posibles razones: si el trabajador ha sido designado para un cargo público o si debe desempeñar funciones sindicales a nivel provincial o superior.

En este contexto, el trabajador debe solicitar la excedencia en el momento en que se le asigna el cargo público. Además, la empresa está obligada a reservar el puesto de trabajo durante el tiempo que el empleado ocupe el cargo público.

Es relevante destacar que la excedencia forzosa se considera en el cómputo de la antigüedad del trabajador. Asimismo, es responsabilidad del trabajador solicitar la reincorporación a su puesto de trabajo, un trámite que debe realizarse en un plazo máximo de un mes.

 

Excedencia pactada 

 

La excedencia pactada se origina a partir de un acuerdo entre la empresa y el trabajador para suspender temporalmente el contrato laboral. La duración de esta excedencia se establecerá en el propio acuerdo y no se considerará para efectos de cotizaciones. Las demás condiciones deberán ser especificadas en dicho acuerdo.

 

Cómo pedir una excedencia voluntaria en el trabajo

 

Usualmente, una solicitud de excedencia voluntaria se realiza por escrito por parte del colaborador interesado. No obstante, es crucial destacar que este no puede tomar la decisión unilateral de entrar en excedencia; requiere la respuesta de la empresa confirmando la concesión o, en su ausencia, la validación judicial.

En caso de que la empresa niegue la excedencia, el trabajador debe continuar sus labores, ya que la falta de presencia podría ser motivo de despido por abandono del puesto. Incluso si se confirma judicialmente el derecho, el trabajador no puede dejar de trabajar hasta que la resolución judicial sea definitiva.

 

Requisitos para solicitar excedencia voluntaria  

 

  • Lo fundamental para solicitar una excedencia laboral es tener al menos un año de antigüedad en la empresa. El período acordado para la excedencia debe ser respetado, y la empresa puede negar el retorno antes de lo acordado.
  • No es obligatorio que el trabajador revele el motivo de la excedencia, pero comunicarlo puede favorecer la relación laboral.
  • No haber solicitado otra excedencia en los últimos 4 años.
  • Introducir la solicitud, preferiblemente, con un preaviso de 15 días mínimo. Si bien la legislación no lo exige, es posible que el convenio colectivo así lo solicite.
  • La duración máxima de este tipo de excedencia será de 5 años, mientras que la mínima será de 4 meses. Es posible que el empleado solicite prórrogas, pero sin superar el periodo máximo de la excedencia.

Paso a paso para pedir una excedencia en el trabajo

 

  1. Entender el convenio colectivo: Es crucial conocer los detalles del convenio colectivo, ya que puede contener especificaciones que modifiquen las condiciones de las excedencias, desde pequeños matices hasta cuestiones significativas para el trabajador. Por ejemplo, podría haber tiempos mínimos de excedencia menores a los estándar o cláusulas de exclusividad que limiten al trabajador de prestar servicios a otra empresa durante la excedencia.
  2. Documentar todo por escrito: La solicitud de excedencia debe hacerse por escrito, sin necesidad de seguir un modelo oficial, siempre y cuando incluya la información esencial (datos personales, fechas de inicio y fin de la excedencia, y firma). En casos de días de vacaciones pendientes, es aconsejable solicitar su finiquito en la solicitud para tener todo registrado, así como cualquier pago pendiente.
  3. Esperar la respuesta: La respuesta de la empresa, ya sea afirmativa o negativa, debe entregarse por escrito. El trabajador debe esperar esta respuesta, ya que iniciar la excedencia antes de recibirla podría resultar en un despido disciplinario. Por lo tanto, es recomendable notificar con suficiente antelación para permitir a la empresa responder antes del inicio previsto de la excedencia.
  4. Prórrogas de excedencia: Ninguna prórroga de excedencia puede exceder el período máximo permitido si se suma con la primera solicitud. Si el trabajador ha agotado el máximo período permitido en la excedencia inicial, no se le concederá una prórroga.

Obligaciones de la empresa ante una solicitud de excedencia voluntaria

 

En cuanto a las responsabilidades de la empresa, aunque todo trabajador que cumple los requisitos tiene derecho a la excedencia, la empresa puede optar por no concederla. Si el trabajador se queja ante un tribunal, no hay garantía de éxito. Si toma una excedencia denegada, la empresa podría alegar despido disciplinario sin indemnización. Ante una solicitud de excedencia, la empresa debe verificar si el trabajador cumple los requisitos y documentar todo debidamente.

 

Proceso de reincorporación frente a una excedencia laboral

 

El trabajador debe notificar a la empresa con al menos un mes de anticipación su intención de volver al puesto de trabajo. La ausencia de esta notificación implica la pérdida del derecho de preferencia para la reincorporación. Es crucial destacar que no hay un derecho inmediato de reincorporación, sólo una preferencia condicionada a la existencia de una vacante en el momento de la solicitud.

Debes tener en cuenta que la empresa no está obligada a reservar el puesto del trabajador, pero este tiene preferencia sobre otros candidatos. Al solicitar la reincorporación, el trabajador debe hacerlo por escrito antes de que finalice su excedencia, permitiendo que la empresa responda. Las posibles respuestas son:

  • Aceptación del reingreso: El trabajador puede volver a su puesto original o a uno similar.La empresa puede asignar tareas ligeramente diferentes.
  • Negación del reingreso: La relación laboral se anula, y el trabajador podría demandar por despido.
  • Negación temporal del reingreso: La empresa no rechaza la reincorporación, pero actualmente no hay plazas vacantes. La excedencia continúa, sin un despido que se pueda impugnar.
  • Silencio de la empresa: La falta de respuesta permite al trabajador demandar tanto por la denegación del reingreso como por despido.

Motivos para denegar una excedencia laboral 

 

El empleador puede rechazar la reincorporación del trabajador en los siguientes casos:

  • Después de cumplir el período de excedencia.
  • Cuando no hay un puesto vacante que cumpla con los requisitos legales, manteniendo el derecho preferente del trabajador a reingresar en vacantes de igual o similar categoría.
  • En situaciones donde la empresa deniega la reincorporación a pesar de tener un puesto adecuado a las necesidades del trabajador. En este caso, la vía legal para poner fin a la relación laboral es el despido, que debe estar justificado y cumplir con los requisitos formales y sustantivos.

Errores al gestionar las excedencias laborales

 

Cada empresa aborda de manera diferente las ausencias de su equipo según sus necesidades. Sin embargo, gestionar manualmente las excedencias laborales presenta desventajas significativas:

  • Falta de una visualización completa sobre el inicio y la finalización de las excedencias laborales.
  • Desorganización en la gestión de turnos al desconocer las ausencias, excedencias y bajas del equipo.
  • Riesgo de pérdida de solicitudes y dificultad para dar seguimiento.
  • Inversión de tiempo en la gestión de documentos relacionados con las excedencias y en la obtención de firmas.

Soluciones para gestionar una excedencia de trabajo

 

La manera más eficiente de gestionar el control de asistencia de personal de tu empresa es mediante el uso de software especializado que facilite la coordinación de acciones, automatice procesos y garantice el cumplimiento de las normativas legales.

Al realizar un adecuado control de asistencia de personal , se facilita la gestión de las ausencias de los empleados. Permite a las empresas realizar un seguimiento, organizar la plantilla y mantenerse al tanto de la situación de cada trabajador.

En el caso de las excedencias laborales, que a menudo implican largos períodos de ausencia, es posible agilizar los trámites, llevando el registro de inicio y la finalización de la excedencia, manteniendo a todos los superiores y compañeros informados de manera clara sobre la situación.

¿Quieres conocer más sobre las
soluciones de SCM Latam?

Tabla de Contenidos

Entradas relacionadas: