Importancia de la inducción de personal - SCM LATAM

La inducción de personal

La llegada de un nuevo colaborador a la empresa es el resultado de un minucioso proceso de selección de personal y análisis de productividad laboral, donde los candidatos más adecuados llegan a ocupar distintos cargos vacantes. A pesar de esto, es sorprendente que muchas empresas subestiman la importancia de la inducción de personal, es decir, el proceso de facilitar la adaptación del nuevo colaborador a la empresa.

La inducción de personal implica proporcionar al empleado los conocimientos necesarios para desenvolverse en la empresa y formar parte integral de su funcionamiento. Esta fase inicial desempeña un papel crucial en el éxito o el fracaso de muchas trayectorias profesionales, ya que un comienzo problemático puede influir significativamente en el desempeño laboral.

 

¿Qué es la inducción de personal?

 

La inducción de personal es un proceso diseñado para hacer que la incorporación de un nuevo colaborador a un puesto de trabajo sea más fluida y eficiente. Este es un proceso de gran relevancia que se lleva a cabo posterior a un riguroso análisis donde se identifica la necesidad de incrementar la fuerza laboral por diversos motivos, como por ejemplo incrementar la productividad laboral.

Sin embargo, la implementación de un programa de inducción no debería representar una carga adicional para la empresa, siempre y cuando cuente con un protocolo previamente establecido y proporcione al nuevo colaborador toda la información necesaria durante sus primeros días en la organización.

 

Aumenta la productividad con nuestra solución de Control de Asistencia UKG

 

Objetivos del proceso de inducción

 

El objetivo de la inducción de personal es brindar orientación y apoyo al nuevo trabajador durante las primeras semanas de su incorporación a la compañía. Incluso, es crucial que este proceso comience algunos días antes del inicio oficial de sus labores, esto con el fin de proporcionar la información necesaria sobre la empresa.

La inducción de personal busca que el empleado se integre eficientemente a su nuevo entorno laboral, permitiéndole desempeñarse como un miembro pleno del equipo. Para alcanzar este objetivo, es esencial que la empresa planifique este proceso con anticipación y esté dispuesta a realizar mejoras cuando sea necesario.

Si se busca aumentar el desempeño y la productividad laboral de una organización, es fundamental lograr el balance ideal de colaboradores y que estos se sientan parte integral de la misma, además, la inducción de personal se convierte en un paso imprescindible.

 

Etapas de la inducción de personal

 

La inducción de personal consta de tres etapas clave:

  • Inducción General: Esta etapa, llevada a cabo por el departamento de recursos humanos, se enfoca en presentar una visión general de la empresa. Aquí se exponen las políticas y procedimientos de la organización, y se proporciona información relevante sobre el puesto de trabajo.
  • Inducción Específica: En esta fase, el superior inmediato asume un papel fundamental. Puede ser el jefe del área en la que se trabajará o un empleado con experiencia en ese sector. Aquí se detallan las tareas y responsabilidades específicas del puesto, las medidas de seguridad relacionadas y se familiariza al nuevo colaborador con las áreas en las que trabajará. Además, se presentan a los demás miembros del equipo con los que estará trabajando.
  • Evaluación de la Inducción de Personal: Esta etapa es responsabilidad tanto del departamento de recursos humanos como de los supervisores del puesto. Su objetivo es asegurarse de que el nuevo colaborador haya comprendido la información proporcionada durante las fases anteriores y resolver cualquier duda existente.

 

¿Cuál es la importancia de la inducción al personal?

 

Crear y fomentar una exitosa incorporación para los nuevos colaboradores de una organización puede tener un impacto muy positivo en toda su trayectoria dentro de la misma. Por esta razón, es fundamental promover un sólido proceso de inducción en tu compañía.

La implementación de un sólido proceso de inducción de personal conlleva a un aumento en la productividad laboral y la lealtad de los nuevos miembros del equipo. Esta inversión de tiempo y esfuerzo en la inducción puede reducir significativamente la tasa de rotación, un desafío importante para muchas empresas.

Además, las ventajas no son unilaterales, ya que este proceso también beneficia al nuevo colaborador haciendo que se sienta más cómodo y conectado desde el principio, lo que aumenta su compromiso y su sentido de pertenencia a la empresa.

 

Beneficios del proceso de inducción

 

Es fundamental destacar que la inducción de personal no solo concierne a las grandes empresas, sino que también las pymes deberían enfocarse en integrar rápidamente a sus nuevos colaboradores. Descuidar esta etapa podría tener un impacto negativo en la percepción que este tiene de la marca.

Además, un proceso de inducción de personal eficaz conlleva varios beneficios:

  • Mayor motivación y productividad: Al recibir apoyo desde el primer día, un colaborador se muestra más motivado y, por lo tanto, tiende a ser más productivo.
  • Reducción del período de adaptación: Todos los colaboradores necesitan un tiempo para adaptarse a su nuevo entorno laboral, pero este período puede acortarse significativamente al proporcionar orientación adecuada desde el principio.
  • Mejor retención del talento: Los nuevos colaboradores tienden a desarrollar un mayor compromiso con la empresa y, en consecuencia, es más probable que permanezcan en la compañía durante más tiempo.
  • Prevención de malentendidos y confusiones: La falta de información o de orientación en los primeros días puede dar lugar a malentendidos constantes, lo que a su vez puede generar frustración y ansiedad en el empleado.
  • Mejora del ambiente laboral: Cuando los colaboradores se sienten cómodos y bienvenidos desde el principio, se reducen los conflictos laborales, contribuyendo a un ambiente de trabajo más positivo.

Es evidente que, en la actualidad, las empresas reconocen la importancia de cuidar cada etapa del ciclo de vida de un empleado para garantizar su rendimiento y su satisfacción en el trabajo.

 

¿Cómo mejorar el proceso de inducción de personal y la productividad?

 

Aquí lo primordial es reconocer cuales son las gestiones para implementar una eficiente estrategia de inducción de personal.

Afortunadamente, el uso de herramientas adecuadas puede agilizar estas gestiones, para el registro de horario por ejemplo, y/o ayudar a encontrar el balance ideal entre cantidad de colaboradores, tiempos de trabajo y dotación requerida a través de una consultoría en productividad laboral.

Por otro lado, la inducción de personal se vuelve aún más relevante en un entorno de trabajo remoto, donde la incorporación del nuevo empleado se realiza a distancia. El trabajo remoto a menudo puede dar lugar a desafíos en la comunicación y la conexión entre los empleados. La sensación de aislamiento y soledad es común en este entorno laboral, y se pueden presentar dificultades relacionadas con la responsabilidad y la productividad.
Por lo tanto, es esencial asegurarse de proporcionar a tus empleados remotos las herramientas adecuadas para que puedan tener éxito en el proceso de inducción digital de personal.

 

¿Quieres conocer más sobre las
soluciones de SCM Latam?
Autor del Post
Communication Leader
Periodista de la Universidad Diego Portales con 7 años de experiencia en la industria de la tecnología, trabajé en La Tercera y para empresas como Microsoft y Xbox.

Tabla de Contenidos

Entradas relacionadas: