¿Qué es finiquito? - SCM LATAM

Descubre qué es finiquito y por qué es importante

Si te has preguntado qué es finiquito, aquí te contamos en qué consiste. Antes de entrar en detalle, debes saber que este constituye la compensación económica que un trabajador tiene pendiente al concluir su relación laboral. Este monto, establecido en un documento, requiere la firma del empleado para su validación y desembolso por parte de la empresa.

 

¿Qué es el finiquito?

 

El finiquito es la suma de dinero que una empresa debe abonar a un empleado al concluir su relación laboral. Incluye las remuneraciones pendientes por conceptos como vacaciones no disfrutadas o días laborados en el mes actual.

La terminación del contrato puede deberse a diversos motivos (finalización del contrato, baja voluntaria, despido, etc.), y, sin importar la razón, el empleado tiene el derecho de recibir el finiquito.

Aumenta la productividad con nuestra solución de Control de Asistencia UKG

¿Cómo funciona el finiquito?

 

Después de efectuar el preaviso de la terminación del contrato laboral (si es aplicable), se procede a gestionar los trámites finales para poner fin de manera definitiva a la relación laboral con el colaborador.

En el documento de finiquito, se debe especificar la fecha de la extinción contractual. Además, es posible que el convenio colectivo vigente establezca requisitos formales que deben seguirse al completar el finiquito.

Respecto a la forma de pago, no hay restricciones; puede ser mediante transferencia bancaria, efectivo o cheques.

 

¿Cuántos tipos de finiquitos existen?

 

No todos los finiquitos son lo mismo, ya que varían según las diversas causas de despido, y dependerá de si al trabajador le corresponde o no alguna indemnización.

  • Finiquitos con causales de despido que incluyen indemnización: Dos causales de despido que llevan consigo la indemnización correspondiente son el despido por necesidad de la empresa y el despido por desahucio.
  • Finiquitos con causales de despido sin indemnización: Estos son aquellos en los cuales la relación laboral concluye debido a faltas cometidas por el trabajador, como violencia, agresiones verbales o físicas, acoso sexual o laboral, abandono del trabajo, falta a la probidad, entre otras. En estos casos, el finiquito se produce por un incumplimiento grave de las obligaciones establecidas en el contrato. También se incluye la renuncia voluntaria, que será abordada a continuación.

 

¿Cómo calcular el finiquito de un trabajador?

 

El cálculo del finiquito se basa en el salario pendiente, las vacaciones no disfrutadas, las pagas extras y otros beneficios que aún no se han disfrutado. Aprende cómo se calcula el finiquito en nuestra entrada de blog.

 

¿Cómo firmar un finiquito?

 

El trabajador tiene el derecho de verificar que la cantidad propuesta por la empresa en el finiquito es precisa y que no se omita ningún concepto. Además, el empleado puede:

  • Expresar su desacuerdo si tiene dudas o si falta alguna información. En este caso, puede dejar por escrito los conceptos que considere incorrectos o que no estén incluidos.
  • Solicitar una copia del documento.
  • La fecha consignada en el finiquito debe ser la del día en que se entrega el documento. Si la empresa indica otra fecha, el trabajador puede rehusarse a firmar hasta que se corrija, ya que esto afecta las cantidades que recibirá en caso de que se esté señalando esa fecha como el último día.
  • El empleado puede optar por no firmar el finiquito por cualquier otro motivo que considere pertinente.

 

¿Qué pasa si no firmo el finiquito?

 

Aunque la firma no es un requisito obligatorio para ninguna de las partes, el propósito del finiquito es certificar la aceptación y conformidad tanto del trabajador como del empleador respecto al término del contrato laboral y la relación con la empresa.

En consecuencia, la firma del finiquito constituye evidencia de que el trabajador ha recibido las sumas adeudadas que le corresponden y que no existe ningún saldo pendiente por liquidar.

Optimiza la gestión de turnos con nosotros

 

¿Cuándo se debe pagar el finiquito?

 

La legislación establece que la empresa debe abonar el finiquito al trabajador al entregarle el documento correspondiente. En caso de que el pago se realice mediante transferencia bancaria, el empleado podría recibirlo hasta dos días después, a pesar de que la transferencia se efectúe en el mismo día.

Independientemente de la razón que motive la terminación del contrato, el empleado tiene derecho a recibir el finiquito. De este modo, el concepto se abona en las siguientes situaciones:

  • Cuando el trabajador renuncia voluntariamente, conocido como finiquito por renuncia.
  • En caso de despido justificado, denominado finiquito por despido.
  • Frente al despido injustificado, que implica un finiquito por despido.
  • En la rescisión del contrato debido a una falta grave cometida por el empleador.
  • Al finalizar un contrato temporal o un contrato definido.
  • En casos de invalidez por enfermedad.
  • En el lamentable evento del fallecimiento del trabajador.

 

¿Qué pasa si renuncio y no me dan finiquito?

 

En caso de impago del finiquito, el empleado puede reclamarlo dentro de un plazo de un año. El trabajador podría llevar a cabo los siguientes pasos para exigir el pago del finiquito:

  • Solicitar de manera amistosa y por escrito a la empresa el abono.
  • Presentar una papeleta de conciliación en la comunidad autónoma correspondiente.
  • Iniciar una demanda judicial para reclamar el finiquito.

Independientemente del motivo de la terminación del contrato laboral (despido, renuncia voluntaria, finalización por acuerdo mutuo o excedencia voluntaria), el trabajador tiene derecho al finiquito.

 

¿Qué pasa si no estoy de acuerdo con el finiquito pagado?

 

El trabajador puede optar por no firmar el documento si no está de acuerdo con el finiquito. En este caso, tiene la opción de indicar que no está conforme o que está pendiente de revisión.

Si, a pesar de ello, el empleado firma como conforme y luego se percata de que no está de acuerdo con la cantidad recibida, puede presentar una reclamación. Por lo general, la empresa deberá justificar el pago realizado y puede negarse a abonar la cantidad reclamada por el empleado.

En tales circunstancias, el trabajador podría decidir emprender una reclamación a través de la vía judicial

 

¿Qué conceptos debe incluir el finiquito?

 

El finiquito comprende diversos elementos:

  • El salario correspondiente a los días trabajados que aún no se han abonado al momento de la finalización de la relación laboral.
  • Pagas extras y horas extraordinarias (que no están prorrateadas) pendientes de remuneración.
  • Vacaciones no disfrutadas, calculadas hasta la fecha de conclusión del contrato.
  • Otros conceptos generados pero no pagados.

Todos estos elementos están sujetos a cotización en la Seguridad Social.

 

Diferencia entre finiquito e indemnización

 

El finiquito y la indemnización no son lo mismo. El finiquito se refiere a la cantidad de dinero que la empresa abona al empleado por los conceptos pendientes al finalizar un contrato, sin importar la razón.

En contraste, la indemnización constituye una compensación económica que recibe un empleado al ser despedido, la cual varía según la antigüedad y la naturaleza del despido.

La indemnización puede figurar en el finiquito o formalizarse en un documento independiente, exigiendo tan solo la constancia clara y expresa de la cantidad que se abona en concepto de indemnización.

 

¿Cuándo se paga la indemnización?

 

La liquidación es una compensación económica que se abona al trabajador cuando la terminación de la relación laboral es atribuible al empleador. De este modo, la liquidación busca mitigar, en cierta medida, el perjuicio que implica para el colaborador la pérdida de su empleo.

Las situaciones en las que se concede la liquidación son las siguientes:

  • Cuando la empresa rescinde el contrato del trabajador por motivos ajenos a su desempeño, como la reestructuración de un área, el cierre de la empresa o la eliminación del puesto, entre otros.
  • En casos de despido sin justificación. Esto implica que la organización da por concluida la relación laboral sin poder justificar ninguna de las faltas contempladas en el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo. Por ende, no es responsabilidad del colaborador, sino que se trata de un despido injustificado.
  • Cuando el trabajador presenta su renuncia debido a una falta grave cometida por el empleador. Estas faltas están definidas en el artículo 51 de la ley laboral mexicana.
¿Quieres conocer más sobre las
soluciones de SCM Latam?

Tabla de Contenidos

Entradas relacionadas: