Leyes laborales en Chile - SCM LATAM

Leyes laborales en Chile: Guía actualizada 2024

¿Te gusta nuestro contenido?

¡Visítanos en Redes Sociales y conoce más!

Hace poco fue publicada la Ley N°21.643, la cual modifica el Código del Trabajo y otros cuerpos legales en lo que respecta a prevención, investigación y sanción del acoso laboral. Es uno de los cambios de las leyes laborales en Chile que es importante conocer. En esta guía actualizada está todo al respecto.

 

Ley de Conciliación de la vida personal, familiar y laboral

 

La Ley de Conciliación de la Vida Personal, Familiar y Laboral en Chile tiene como objetivo principal crear un equilibrio entre las responsabilidades laborales y las necesidades personales y familiares de los trabajadores.

Esta legislación establece una serie de derechos y medidas que buscan fomentar un entorno laboral más flexible y equitativo en todo lo que concierne a:

  • Flexibilidad horaria
  • Licencias y permisos
  • Igualdad de género
  • Ambientes laborales saludables
  • Protección contra la discriminación

Sin embargo, desde el 29 de enero la Ley Nº 21.645 entró en vigencia para mejorar la dinámica laboral.

Aumenta la productividad con nuestra solución de Control de Asistencia UKG

Nuevas disposiciones en la Ley Nº 21.645

 

En la ley se establece la obligación de los empleadores de ofrecer teletrabajo o trabajo a distancia a los empleados que sean cuidadores de niños menores de 14 años, y se extiende a aquellos empleados que tienen a su cargo personas con discapacidad o en situación de dependencia severa o moderada, sin importar la edad de la persona cuidada.

La medida busca proporcionar un entorno laboral más flexible que permita a los trabajadores cumplir con sus responsabilidades de cuidado sin comprometer su empleo.

La ley también reconoce el derecho que tienen los cuidadores de niños menores de 14 años, así como de aquellos que cuidan a menores de 18 años con discapacidad o en situación de dependencia severa o moderada, a tener vacaciones durante los períodos escolares definidos por el Ministerio de Educación (MINEDUC).

La disposición asegura que los trabajadores puedan planificar sus vacaciones en alineación con los horarios escolares, facilitando así el cuidado y supervisión de los menores durante estos períodos.

Además, la ley brinda la posibilidad a estos colaboradores de ajustar temporalmente sus horarios de trabajo o la distribución de las horas diarias y semanales.

 

Ley de 40 Horas

 

Este es otro gran avance en materia legal, promulgada el 26 de abril, la cual dispone que las empresas enfrentarán la primera fase de la reducción de la jornada laboral, disminuyendo de 45 a 44 horas semanales.

El cambio, parte de la Ley de 40 Horas, marca el inicio de un proceso gradual que reducirá la jornada laboral a 42 horas en 2026 y finalmente a 40 horas en 2028.

Se busca mejorar la calidad de vida de los trabajadores, permitiendo un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal, y alineando las prácticas laborales del país con estándares internacionales.

Las empresas deberán adaptarse a estas nuevas normativas, reorganizando sus operaciones para mantener la productividad laboral mientras se implementan estas reducciones.

La legislación también introduce medidas para aumentar la flexibilidad laboral que permite que trabajadores y empleadores, por ejemplo, acuerden que las horas extraordinarias trabajadas se compensen con cinco días feriados adicionales.

De esta manera los trabajadores podrán optar por tomar días libres adicionales en lugar de recibir un pago extra por las horas trabajadas fuera del horario regular.

Otra cosa clave de la ley es que existe la opción de implementar la llamada jornada 4×3; una distribución de jornada de cuatro días trabajados por tres de descanso, pero solo para las empresas que ya cumplen con las 40 horas semanales.

 

Seguro de Cesantía

 

El 31 de octubre de 2023 se conoció esta ley bajo el número 21.628, la cual flexibiliza los requisitos de acceso a prestaciones, y se seguirá mejorando en mayo de 2024.

Los cambios incluyen un aumento en la tasa de reemplazo del segundo mes de las prestaciones con cargo a la Cuenta Individual de Cesantía (CIC) desde un 55% a un 60% del respectivo promedio de remuneraciones.

Esto significa que durante el segundo mes de recibir prestaciones por cesantía, los trabajadores ahora obtendrán el 60% de su salario promedio, en lugar del 55% anterior, lo que supone un aumento en el apoyo financiero durante el desempleo.

Ahora es más fácil para los trabajadores calificar para recibir beneficios, ya que se ha reducido el número de cotizaciones registradas en la Cuenta Individual por Cesantía necesarias para acceder a las prestaciones.

En otras palabras, los trabajadores no necesitan haber contribuido durante tanto tiempo como antes para poder recibir apoyo económico del seguro de cesantía. El objetivo final de todo esto es dar un mayor apoyo financiero y una red de seguridad más democrática para los trabajadores desempleados.

Ahora hay mayor flexibilidad en situaciones de declaración de estado de excepción constitucional de catástrofe por calamidad pública, alerta sanitaria o declaración de una zona afectada por catástrofe.

 

Incremento del sueldo mínimo

 

Por supuesto, no podíamos dejar de mencionar uno de los cambios más significativos en la legislación en lo que va de 2024, puesto en marcha a partir del 1 de julio.

Ahora, de los $460 mil de sueldo mínimo, se pasó a $500 mil para los trabajadores mayores de 18 años hasta 65 años.

Además del aumento salarial acordado, se diseñó un subsidio específico para apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) en la implementación de este reajuste.

El subsidio tiene como objetivo aliviar la carga financiera que el aumento salarial podría representar para estas empresas, permitiéndoles cumplir con la nueva normativa sin comprometer su estabilidad económica.

La negociación también incluyó medidas para mejorar las condiciones laborales y fomentar el crecimiento económico sostenible.

 

Ley contra el acoso laboral

 

La llamada “Ley Karin”, en honor al caso que afectó a la TENS Karin Salgado, fue otra modificación importante que despierta esperanzas en lo que respecta a un trato justo y dar un golpe mortal al acoso laboral.

La medida entrará en vigencia el 01 de agosto, y lo que tiene de especial es que los protocolos serán elaborados con la asistencia técnica de las mutualidades, asegurando que sean precisos y efectivos.

La normativa introduce el concepto de “violencia en el trabajo,” que se refiere a la violencia ejercida por terceros que no forman parte de la relación laboral, como clientes, proveedores, usuarios, entre otros.

Esto significa que las empresas ahora tienen la responsabilidad de tomar medidas preventivas para proteger a sus trabajadores de cualquier acción violenta perpetrada por personas externas.

Estas medidas pueden incluir la implementación de políticas claras, la capacitación de empleados sobre cómo manejar situaciones violentas, y la creación de procedimientos para reportar y responder a incidentes de violencia. De esta manera, se busca garantizar un entorno laboral seguro y libre de violencia para todos los empleados.

Conocer las leyes laborales en Chile y sus modificaciones y mejoras es clave para ofrecer un ambiente de trabajo equilibrado y sano, ahora las empresas pueden apoyarse en nuevas tecnologías, como un software de control de asistencia para automatizar procesos en cualquier empresa.

¿Quieres conocer más sobre las
soluciones de SCM Latam?
Autor del Post
Communication Leader
Periodista de la Universidad Diego Portales con 7 años de experiencia en la industria de la tecnología, trabajé en La Tercera y para empresas como Microsoft y Xbox.

Tabla de Contenidos

Entradas relacionadas: