¿Qué es la gestión de personal? - SCM LATAM

La gestión de personal y su importancia

El impacto de una gestión de personal efectiva en la relación entre los colaboradores y la empresa es fundamental. A través de una planificación y análisis estructurados, es posible optimizar el tiempo, aumentar la productividad laboral y mejorar la experiencia de los colaboradores (employee experience).

En la actualidad, la gestión del personal es una de las prioridades clave dentro del departamento de Recursos Humanos de cualquier empresa. Pero, ¿qué implica realmente la gestión de personal? Y, ¿quiénes son las figuras responsables de llevarla a cabo?

 

¿Qué es la gestión de personal?

 

La gestión de personal engloba un conjunto de habilidades, técnicas y métodos destinados a garantizar la participación activa de los colaboradores en su trabajo y proporcionarles las mejores condiciones para desempeñar sus funciones en la organización.

Esta estrategia se fundamenta en medidas orientadas hacia el crecimiento constante de los empleados y la promoción de su bienestar. Se enfoca en prácticas que buscan involucrar, valorar, desarrollar, capacitar y respaldar a los colaboradores, con el objetivo de alcanzar las metas organizacionales.

 

Objetivos de gestión de personas

 

El objetivo principal de la gestión de personas es asegurar que el personal de una empresa se encuentre en las condiciones óptimas para llevar a cabo sus tareas de manera efectiva. En pocas palabras, se trata de cómo las personas en una organización trabajan, se relacionan entre sí, crecen profesionalmente y actúan en su rutina diaria.

En consecuencia, la gestión de personas busca, entre otros aspectos, aumentar la productividad de los colaboradores, fomentar su desarrollo profesional, mejorar su rendimiento, involucrarlos en las actividades diarias de la empresa, brindar el apoyo necesario y velar por su bienestar.

 

Gestión de personas ¿para qué sirve?

 

La gestión de personal desempeña un papel fundamental en el funcionamiento eficiente de una empresa, especialmente en aquellas de gran tamaño con numerosos colaboradores. Esta permite resolver de manera efectiva todos los aspectos relacionados con los colaboradores.

Contribuye a organizar y simplificar las relaciones entre los colaboradores y la empresa, lo que a su vez aumenta la eficiencia tanto de los colaboradores como del departamento de recursos humanos, y, en última instancia, mejora la productividad de toda la compañía.

Dentro de las actividades que se engloban en la gestión de personal, se destacan:

  • Realizar contratos y contratación laboral.
  • Controlar el ingreso y la salida de los trabajadores de la empresa.
  • Procesar el pago de las nóminas correspondientes.
  • Identificar las necesidades de los colaboradores y brindar apoyo en su desarrollo.
  • Gestionar las solicitudes de los empleados.
  • Registrar y controlar los horarios de trabajo.

 

Competencias necesarias en un gerente de personal

 

Para llevar a cabo una gestión de personas y equipos eficaz, es fundamental contar con diversas habilidades blandas (soft skills). Entre las competencias clave necesarias para ser un buen gerente de personas, destacan las siguientes:

  • Comunicación y escucha activa: Estas habilidades son esenciales para transmitir ideas e información de manera efectiva, así como para comprender y gestionar la información que proviene de los demás.
  • Resolución de conflictos: Incluye identificar las causas de los conflictos y determinar estrategias o soluciones adecuadas para abordarlos.
  • Paciencia, empatía y consideración: Tener en cuenta las opiniones y preferencias de los miembros del equipo, mostrando empatía y creando un ambiente de confianza.
  • Toma de decisiones: Capacidad para tomar decisiones fundamentadas y efectivas, considerando diferentes perspectivas y consecuencias.
  • Confianza en los trabajadores: Fomentar la confianza entre los miembros del equipo y demostrar confianza en sus habilidades y capacidades.
  • Organización: Habilidad para organizar y gestionar eficientemente las diversas tareas relacionadas con la gestión de personas.
  • Análisis: Capacidad de analizar situaciones, datos y problemas para tomar decisiones informadas y desarrollar estrategias efectivas.
  • Flexibilidad y adaptabilidad: Ser capaz de adaptarse a diferentes situaciones y cambios en el entorno laboral, mostrando flexibilidad y resiliencia.
  • Aprendizaje continuo: Tener una actitud abierta hacia el aprendizaje y la adquisición de nuevos conocimientos, para mejorar constantemente en el campo de la gestión de personas.

 

Optimiza la gestión de turnos con nosotros

Técnicas y fundamentos de gestión de personas

 

Los responsables de la gestión del personal deben poseer un conjunto de habilidades que les permita interactuar eficazmente con los colaboradores de la empresa, por esto existen diversas técnicas que pueden mejorar significativamente las relaciones con el personal y que deberían ser parte integral de las prácticas del departamento de gestión de personal:

 

Liderar

 

Los líderes en la gestión de personal deben inspirar, motivar y guiar a los colaboradores hacia el logro de los objetivos organizacionales. Esto implica tener habilidades de liderazgo, establecer metas claras y proporcionar orientación y apoyo adecuados.

 

Motivar 

 

Es esencial que en el área de Recursos Humanos se tenga un conocimiento sólido sobre cómo fomentar la motivación de los empleados, ya que esto resulta fundamental para aumentar su productividad y asegurar un desempeño adecuado en sus responsabilidades laborales.

 

Comunicar

 

La capacidad de comunicarse de manera clara, concisa y empática es esencial para establecer una comunicación abierta y fluida con los colaboradores. Esto implica escuchar activamente, expresar ideas de forma comprensible y brindar retroalimentación constructiva.

 

Detección de habilidades 

 

Reconocer las diferencias y canalizar las características individuales de cada colaborador hacia proyectos interdisciplinarios, en línea con los objetivos generales de la organización, es una técnica eficaz de gestión de personas.

 

Formación y desarrollo

 

Para alcanzar resultados excelentes, una empresa depende en gran medida de contar con profesionales altamente capacitados, especialmente en un mercado laboral dinámico y altamente competitivo como el actual.

Es esencial asegurar una formación profesional adecuada y una constante actualización de competencias. Esto no solo garantiza las habilidades necesarias para el núcleo del negocio de la empresa, sino que también motiva a los empleados.

Estas técnicas, cuando se aplican de manera adecuada, contribuyen a mejorar las relaciones laborales, fortalecer el compromiso de los colaboradores y promover un entorno de trabajo saludable y productivo.

 

Diferencia entre gestión de recursos humanos y gestión de personas

 

El departamento de gestión de personal y recursos humanos comparten una misión común: establecer, organizar y mantener equipos bien estructurados, productivos y satisfechos con su rol en las empresas.

Para lograr este objetivo, el departamento de gestión de personal se encarga de las tareas administrativas relacionadas con los empleados, mientras que Recursos Humanos planifica los procesos y fomenta las acciones de desarrollo del equipo.

Es importante resaltar que sin el respaldo del departamento de gestión de personal, Recursos Humanos no podría enfocar sus esfuerzos en alinear, capacitar y posicionar estratégicamente a cada profesional. Comprender la importancia del departamento de gestión de personal es fundamental, especialmente para el desarrollo de la organización. Solo cuando ambos departamentos trabajan en armonía es posible alcanzar las metas y objetivos de la gestión de personas.

 

Funciones de gestión de personal

 

La gestión de personal desempeña diversas funciones que son fundamentales para el correcto funcionamiento de una organización:

  • Planificación del capital humano: El primer paso crucial en una sólida gestión de personal radica en encontrar el candidato ideal para el puesto de trabajo seleccionado. Por lo tanto, es fundamental considerar tanto los conocimientos de los candidatos como las habilidades que les permitirán desempeñar sus funciones de manera más efectiva.

De esta manera, no solo se asegurará contar con el empleado adecuado, sino que también se impulsará su productividad laboral y se aumentarán los beneficios de la empresa.

  • Proporcionar información: Se encarga de recopilar y mantener datos actualizados sobre los empleados, ya sea a nivel individual o de grupos específicos. Los programas de gestión de personal son de gran utilidad para esta tarea.
  • Notificaciones: Se encarga de realizar las notificaciones necesarias, como el alta de un empleado en las oficinas pertinentes, notificación de cambios contractuales, entre otros.
  • Control: Realiza el seguimiento y control de aspectos como fluctuaciones en los horarios, horas extras, permisos y vacaciones, asegurando el cumplimiento de los horarios de trabajo y normativas laborales. El control del tiempo de trabajo es especialmente relevante cuando se implementan horarios flexibles.
  • Protección del personal: La gestión de personal tiene la responsabilidad de garantizar la protección de la salud y seguridad de los empleados en el entorno laboral, así como asegurar el cumplimiento de las leyes y regulaciones de protección de datos.
  • Pago de salarios: Esta es una de las principales atribuciones de este departamento. La remuneración de los empleados implica ocuparse de las nóminas y los recibos de pago, calcular las vacaciones, las primas y las horas extraordinarias, entre otras cosas.

 

¿Quieres conocer más sobre las
soluciones de SCM Latam?
Autor del Post

Tabla de Contenidos

Entradas relacionadas: