¿Cuáles son las causales de despido en Chile? - SCM Latam

¿Cuáles son las causales de despido en Chile?

Uno de los momentos más complejos para cualquier empleador, es cuando tiene que desvincular a un trabajador. No solo por las implicaciones emocionales que esto significa, sino que también porque hay varios procesos legales que la empresa debe seguir al pie de la letra para evitar demandas por despido injustificado y otros problemas con la Dirección del Trabajo.

En este artículo explicaremos qué son las causales de despido en Chile, cómo se deben aplicar y qué resguardos tener para evitar caer en problemas.

 

¿Cuáles son las causales de despido?

 

Las causales de despido son todas las razones que puede entregar un empleador para desvincular a un trabajador, terminando así su relación laboral. Los empleadores siempre deben entregar una razón para la desvinculación, que tiene que ser alguna de estas causales de despido, de no hacerlo se arriesgan a ser demandados por despido injustificado.

Entregar la razón de la desvinculación, a través de las causales de despido, es obligación por parte de la empresa.

 

Aumenta la productividad con nuestra solución de Control de Asistencia UKG

 

Tipos de causales de despido en Chile 

 

Las causales de despido legales que existen en Chile, que son reconocidas por la normativa laboral y las únicas que las empresas pueden indicar como justificación para una desvinculación, están contenidas en los artículos 159, 160, 161 y 163 bis del Código del Trabajo.

 

Artículo 159 

 

Las causales de despido acogidas en este artículo no incluyen indemnización.

  1. Mutuo acuerdo de las partes.
  2. Renuncia del trabajador, dando aviso a su empleador con treinta días de anticipación, a lo menos.
  3. Muerte del trabajador.
  4. Vencimiento del plazo convenido en el contrato.
  5. Conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato.
  6. Caso fortuito o fuerza mayor, es decir, una situación ajena a las partes, que no es posible de prevenir y que hace imposible realizar el trabajo convenido, como un terremoto, un incendio o una inundación que destruyen el local de la empresa.

 

Artículo 160 

 

Las causales de despido acogidas en este artículo no incluyen indemnización.

  1. Alguna de las conductas indebidas de carácter grave, debidamente comprobadas, que a continuación se señalan:
    • Falta de probidad del trabajador en el desempeño de sus funciones.
    • Conductas de acoso sexual.
    • Vías de hecho ejercidas por el trabajador en contra del empleador o de cualquier trabajador que se desempeñe en la misma empresa.
    • Injurias proferidas por el trabajador al empleador.
    • Conducta inmoral del trabajador que afecte a la empresa donde se desempeña.
    • Conductas de acoso laboral.
  2. Negociaciones que ejecute el trabajador dentro del giro del negocio y que hubieren sido prohibidas por escrito en el respectivo contrato por el empleador.
  3. No concurrencia del trabajador a sus labores sin causa justificada durante dos días seguidos, dos lunes en el mes o un total de tres días durante igual período de tiempo; asimismo, la falta injustificada, o sin aviso previo de parte del trabajador que tuviere a su cargo una actividad, faena o máquina cuyo abandono o paralización signifique una perturbación grave en la marcha de la obra.
  4. Abandono del trabajo por parte del trabajador, entendiéndose por tal: a) la salida intempestiva e injustificada del trabajador del sitio de la faena y durante las horas de trabajo, sin permiso del empleador o de quien lo represente, y b) la negativa a trabajar sin causa justificada en las faenas convenidas en el contrato.
  5. Actos, omisiones o imprudencias temerarias que afecten a la seguridad o al funcionamiento del establecimiento, a la seguridad o a la actividad de los trabajadores, o a la salud de éstos.
  6. El perjuicio material causado intencionalmente en las instalaciones, maquinarias, herramientas, útiles de trabajo, productos o mercaderías. 7.- Incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato.

 

Artículo 161 

 

Las causales de despido acogidas en este artículo si incluyen indemnización.

  • El empleador podrá poner término al contrato invocando como causal las necesidades de la empresa, establecimiento o servicio, tales como las derivadas de la racionalización o modernización de los mismos, bajas en la productividad, cambios en las condiciones del mercado o de la economía, que hagan necesaria la separación de uno o más trabajadores.

 

  • En caso de trabajadores que tengan poder para representar al empleador, tales como gerentes, subgerentes, agentes o apoderados, siempre que, en todos estos casos, estén dotados, a lo menos, de facultades generales de administración, y en el caso de trabajadoras de casa particular, el contrato podrá, además, terminar por desahucio escrito del empleador. Rige también esta norma tratándose de cargos o empleos de la exclusiva confianza del empleador, cuyo carácter de tales emane de la naturaleza de los mismos.

 

Artículo 163 bis 

 

  • La que se configura por haber sido sometido el empleador, mediante resolución judicial, a un procedimiento concursal de liquidación de sus bienes. Su invocación corresponde efectuar al liquidador designado en dicho procedimiento. Esta causal opera aún cuando se apruebe la continuación de las actividades económicas del deudor, caso en el cual el liquidador deberá celebrar los nuevos contratos de trabajo que estime necesarios para llevar adelante tal continuación.

 

Carta de Aviso 

 

La Carta de Aviso es la forma de comunicar una desvinculación que le exige la ley a cada empleador, de forma obligatoria para cualquier causal que se quiera aplicar en el despido.

No entregar esta carta de aviso asegura, casi en el 100% de los casos, que se considere la desvinculación como despido injustificado. Lo mismo puede ocurrir si una de las causales de despido identificadas como razón para la desvinculación, está mal aplicada.

Esta carta debe contentar, al menos, los siguientes contenidos:

  • La causal o causales que el empleador va a aplicar para justificar el despido.
  • Declarar los hechos, situaciones o acontecimientos que fundamenta la aplicación de dicha causa de despido en particular.
  • Se debe señalar en qué estado se encuentra el pago de las cotizaciones del trabajador a la fecha de despido.
  • Se debe señalar el monto de indemnizaciones que sean pertinentes, tales como indemnizaciones por años de servicios, de aviso previo, feriados, entre otros.

Firmar o no firmar la Carta de Aviso no implica que posteriormente se pueda o no demandar por despido injustificado, ya que la firma es más bien una constancia de recepción del aviso de desvinculación y no una aceptación de los términos que en ella se enuncian. Así que aunque el trabajador firme la carta de aviso, de igual forma podrá demandar a su empleador por despido injustificado.

 

Despido injustificado 

 

El despido injustificado se refiere a cuando las causales de despido aplicada por la empresa para realizar la desvinculación está fundamentada en hechos que no son efectivos, causales de despido mal utilizadas o en necesidades de la empresa que son ya sea cuestionables o inexistentes.

Para que el despido injustificado sea considerado como tal, es responsabilidad del trabajador recurrir a la autoridad pertinente para iniciar el proceso de demanda. Así lo indica el Artículo 168 del Código del Trabajo:

“El trabajador cuyo contrato termine por aplicación de una o más de las causales establecidas en los artículos 159, 160 y 161, y que considere que dicha aplicación es injustificada, indebida o improcedente, o que no se haya invocado ninguna causal legal, podrá recurrir al juzgado competente, dentro del plazo de sesenta días hábiles, contado desde la separación, a fin de que éste así lo declare”.

Por ende, será necesario demandar al ex empleador por despido injustificado para que este sea catalogado como tal, porque es un juez el único capaz de determinar que un despido fue injustificado y cursar las multas pertinentes al empleador.

 

SCM Latam: Expertos en Control de Asistencia para Grandes Empresas

 

En SCM Latam somos especialistas en gestión de la fuerza laboral para grandes empresas y entregamos soluciones tecnológicas para llevar un control preciso de la asistencia del personal, las cuales pueden adaptarse completamente a las necesidades de cada organización en distintas industrias. Tenemos más de 20 años de experiencia en el rubro y trabajamos con más de 100 clientes en 3 continentes, sumando más de 250 mil usuarios marcando día a día.

 

¿Quieres conocer más sobre las
soluciones de SCM Latam?

Autor del Post
Communication Leader
Periodista de la Universidad Diego Portales con 7 años de experiencia en la industria de la tecnología, trabajé en La Tercera y para empresas como Microsoft y Xbox.

Tabla de Contenidos

Entradas relacionadas: