Consecuencias del estrés laboral

¿Sabes cuáles son las consecuencias del estrés laboral?

¿Sabías que el estrés es una de las enfermedades más comunes del siglo XXI? Las consecuencias del estrés son un verdadero problema tanto en el ámbito social como laboral, afectando a miles de personas y empresas en el mundo.

Cuando el individuo está bajo estrés, resulta difícil que mantenga un equilibrio saludable entre la vida personal y profesional, lo que puede conducir a ciertas costumbres o acciones poco saludables con su propio entorno.

¿Qué es el estrés laboral?

 

El estrés laboral es el que se produce por una presión excesiva generada en el entorno de trabajo. Usualmente es consecuencia del desequilibrio entre la exigencia laboral o personal y la capacidad o recursos disponibles para cumplir eficientemente.

Identifica cuáles son los síntomas de estrés laboral

 

Debes tener en cuenta que los síntomas que se presentan van desde un ligero mal humor hasta depresión, y casi siempre están acompañadas de agotamiento y debilidad física. Algunos de estos síntomas son:

  • Emocionales: Ansiedad, miedo, irritabilidad, mal humor, frustración, agotamiento, impotencia, inseguridad, desmotivación, intolerancia.
  • Conductuales: Disminución de la productividad de los empleados, cometer errores, reportarse enfermo, dificultades en el habla, risa nerviosa, trato brusco en las relaciones sociales, llanto, apretar las mandíbulas, aumento del consumo de tabaco, alcohol y otras sustancias.
  • Cognitivos: Dificultad de concentración, confusión, olvidos, pensamientos menos efectivos, reducción de la capacidad de solución de problemas y aprendizajes.
  • Fisiológicos: Músculos contraídos, dolor de cabeza, problemas de espalda o cuello, malestar estomacal, fatiga, infecciones, palpitaciones, respiración agitada, aumento de la presión sanguínea, agotamiento, mayor riesgo de obesidad, deterioro en la memoria, problemas cardiovasculares y de sueño.

¿Cuáles son las causas del estrés laboral?

 

Es claro que estos factores no afectan de la misma forma a todas las personas, algunos individuos pueden soportar perfectamente grandes cargas de trabajo. Otras personas son capaces de sustraerse y no dejarse afectar por un mal ambiente entre compañeros, mientras que para otros, esta situación puede volverse insostenible.

Las causantes más comunes de estrés laboral son:

  • Características del trabajo: Tareas monótonas, aburridas y triviales, condiciones laborales poco satisfactorias.
  • Sobrecarga y ritmo de trabajo: Ritmo de trabajo acelerado o excesivo, escasez de trabajo, plazos urgentes de finalización repentinos.
    Horario de trabajo: Horarios estrictos e inflexibles.
  • Jornadas largas o sin tiempo para interacción: Trabajo nocturno, horarios imprevisibles, cambio de turnos arbitrarios.
  • Participación y control: Baja participación en la toma de decisiones y falta de control en aspectos como ritmo de trabajo, horario laboral y entorno laboral.
  • Relaciones interpersonales: Falta de supervisión o supervisión en exceso, trabajo solitario y situaciones de acoso o violencia.

Las consecuencias del estrés laboral en las personas

 

En ocasiones, la palabra estrés es utilizada con gran ligereza. Ha llegado a formar parte del vocabulario de todos y es usualmente es un error. Tener estrés puede desencadenar diferentes consecuencias, algunas de ellas son:

  • Reducción en la productividad laboral.
  • Descenso en la calidad de vida.
  • Problemas de salud física y/o mental (enfermedades).
  • Trastornos de depresión y ansiedad.
  • Problemas familiares.
  • Riesgos de alcoholismo y otras adicciones.
  • Enfermedades y patologías.
  • Problemas motores y cognitivos.
  • Trastornos psicológicos graves que, en ocasiones, puede llevar al suicidio.

Desde el punto de vista de las empresas, el estrés laboral es un elemento a tener muy en cuenta, ya que sus efectos también pueden ser graves:

  • Descenso acentuado de la productividad.
  • Ausentismo.
  • Alta rotación de empleados, lo que impide que se genere una cultura organizativa favorable.
  • Disminución en la calidad del servicio/producto.

¿Es posible prevenir el estrés laboral?

 

Ya hemos visto los diferentes efectos que trae, tanto para las personas como para las empresas, que los empleados sufran estrés laboral. Por lo que es recomendable que los directivos cuiden de la salud ocupacional de sus colaboradores.

Estrategias de afrontamiento del estrés

 

Lo primero que hay que hacer es detectar el estrés en sus primeras fases. Identifica cual es tu principal causa de estrés laboral, puede ser el exceso y ritmo de trabajo, las tareas monótonas o aburridas, la exigencias de la carga laboral, las condiciones ambientales, la falta de apoyo, o alguna de las demás mencionadas anteriormente.

Una vez identificadas las causas, el manejo del estrés abarca recomendaciones que van enfocadas a mantener bajo control las situaciones que lo generan en el entorno laboral, y reconocer aquellas prácticas saludables que nos ayudan a minimizar las consecuencias que se presentan como reacciones en nuestro organismo.

A continuación, te nombramos algunas estrategias que puedes realizar a nivel personal:

  • Lleva a cabo técnicas de relajación, como meditación, música relajante o ejercicios de estiramientos.
  • Practica algún deporte, ya que es un gran aliado para la liberación de endorfinas y nos ayuda a descansar mejor por las noches.
  • Estilo de vida saludable, cuida tu alimentación, duerme las horas necesarias, evita el tabaco y el alcohol, tómate un descanso.
  • Mejora tus habilidades de comunicación, sé amable, expón la situación y procura no enfadarte.
  • Aumenta tu asertividad, la actitud es muy importante, no tienes nada que perder y sí mucho que ganar.
  • Busca ayuda profesional en caso necesario.

Por su parte, las empresas y organizaciones pueden realizar las siguientes acciones para enfrentar el estrés laboral:

  • Implementar un correcto control de asistencia laboral, a modo de evitar la sobre asignación de los colaboradores.
  • Fomentar la comunicación y la formación sobre salud mental, incluyendo canales de comunicación seguros y regulados con recursos humanos y jefaturas.
  • Premiar el esfuerzo, la especial dedicación o el rendimiento de los colaboradores.
  • Charlas instructivas, talleres motivacionales o encuentros con especialistas y psicólogos.
  • Destinar un área en la que puedan descansar del estrés laboral, con sillones y alejados del ruido.
  • Destinar horarios para pequeños descansos donde puedan tener un tiempo para salir a caminar unos minutos.

¿Qué es el estrés laboral negativo?

 

El estrés no siempre perjudica la salud integral de una persona pero, ¿Cuándo se puede convertir en estrés negativo? Si tiene una duración prolongada, aproximadamente de un mes o más, la respuesta al estrés se intensifica con el paso del tiempo y comienza a interferir en la salud del trabajador. Comienzan a aparecer problemas de insomnio, taquicardia, ansiedad, depresión, entre otros. En ese momento se convierte en un caso de estrés laboral negativo y se debe tomar acción para prevenir posibles consecuencias.

Contáctanos para conocer más sobre productividad laboral

 

En este artículo lograste conocer de qué se trata el estrés laboral y las consecuencias que trae para los colaboradores y las empresas, lo cual también afecta al área de gestión de fuerza laboral y puede impactar negativamente en la productividad de cada organización.

En este aspecto, la gestión de fuerza laboral, es el área en la que nos enfocamos en SCM Latam. Contamos con soluciones para mejorar los procesos del mundo del trabajo a través de herramientas como la dotación óptima, planificación de mallas horarias optimizadas, control del tiempo y asistencia y recolección de marcaje, además de nuestra consultoría en productividad laboral.

Contamos con un equipo de expertos en el área de productividad, capaces de optimizar y mejorar la productividad laboral en tu organización. A través del uso de herramientas y un enfoque basado en datos y analítica, podemos ayudarte tanto a mejorar y pulir procesos como a reducir tus costos operacionales.

La experiencia que hemos adquirido en el mercado a través de los años, nos ha demostrado que la inflación de nómina, métricas de productividad erróneas y problemas de compliance, pueden generar incrementos considerables en los costos operativos en las empresas.

Acompañamos y guiamos a nuestros clientes como un integrante más de su equipo, pero con conocimientos específicos de la gestión de fuerza laboral, pudiendo encontrar pérdidas de eficiencia, elaborar estrategias y generar un plan de acción. ¡Contáctanos y deja tu información en nuestro formulario!

Tabla de Contenidos

Te puede interesar