¿Cómo forjar una buena ética empresarial?

¿Cómo forjar una buena ética empresarial?

¿Te gusta nuestro contenido?

¡Visítanos en Redes Sociales y conoce más!

La ética empresarial es un elemento clave si se trata de la gestión y operación de cualquier empresa. Además de ayudar a mostrar una imagen positiva y generar confianza en la dinámica con los colaboradores, también es la base de la sostenibilidad de la empresa a largo plazo. ¿Qué es la ética empresarial y cuáles son sus características fundamentales? Descúbrelo aquí, en una nueva edición de nuestro blog.

Aumenta la productividad con nuestra solución de Control de Asistencia UKG

¿En qué consiste la ética empresarial?

 

Así como el concepto de “ética” en general se refiere a una guía de comportamientos, principios y estándares, la ética empresarial se puede entender como todo lineamiento que guía la forma de interactuar y accionar de los colaboradores, tanto entre ellos, como con los empleadores, los clientes, proveedores, y la sociedad en general. A grandes rasgos, la ética empresarial aborda conceptos como la honestidad, transparencia, integridad, respeto en el trato con el otro y la responsabilidad, pero estos pueden ir variando.

Es de suma importancia forjar una buena ética empresarial, ya que esto le dará identidad a cada colaboración, además de ayudar a la mejora del ambiente laboral.

 

7 características de una buena ética empresarial

 

1. Transparencia

 

Este valor trata directamente sobre la apertura y transparencia de las prácticas de la empresa hacia sus colaboradores. Una de las medidas que está en tendencia es la de Puertas Abiertas, que consiste en que los altos cargos de una empresa practican la transparencia al permitir el acceso de los colaboradores para que puedan plantear sus inquietudes, dudas o sugerencias.

 

2. Responsabilidad

 

Este valor es clave dentro de la ética empresarial, ya que responde a que una empresa no sólo se hace cargo en sus éxitos sino que en sus errores, asumiéndolos y haciéndose cargo de las posibles consecuencias de los mismos.

 

3. Respeto

 

Recordar que el respeto por los derechos y la dignidad de todas las personas, independiente de su género, orientación sexual, raza, religión y otros factores, es fundamental dentro de una ética empresarial. Esto también involucra el tratar a los colaboradores con equidad y respeto, y respetar los derechos de clientes y proveedores también.

 

4. Integridad

 

Este valor está estrechamente ligado con la honestidad, y la adherencia a principios éticos sólidos, incluso si eso lleva a la empresa a tiempos difíciles. Una empresa íntegra e mantiene fiel a sus valores y principios, independiente de las circunstancias.

 

5. Equidad

 

Una de las bases de la ética empresarial es el trato a todas personas de manera justa y sin mostrar favoritismos. Esto también tiene que ver con la igualdad de oportunidades para todos los colaboradores.

 

6. Cumplimiento de la ley

 

Si una empresa se enorgullece de llamarse a sí misma “ética”, sí o sí debe cumplir con esta característica: El cumplimiento de las leyes. Esto involucra no sólo las leyes ligadas a lo laboral, sino que también a aquellas ambientales, fiscales, de competencia y de cada rubro o área en la que la empresa se desempeña.

 

7. Confidencialidad

 

Este valor se destaca desde dos ámbitos: El interno, al recibir posibles denuncias de colaboradores y que requieren el resguardo de la identidad, así como la protección de clientes y proveedores, mediante contraseñas y softwares adecuados para ello. Una organización con una alta ética empresarial maneja cualquier información sensible con el máximo cuidado y seguridad.

 

¿Qué dice la ley en Argentina respecto a la ética empresarial?

 

Respecto a la ley en Argentina, la ética empresarial está resguardada y regulada por diversas leyes y normativas que buscan proteger prácticas empresariales justas y responsables. Entre las diversas medidas legislativas, se encuentran:

 

Ley de Contrato de Trabajo

 

La Ley de Contrato de Trabajo (Ley N°20.744) deja estipuladas las condiciones laborales mínimas que cada empresa debe cumplir, incluyendo la protección de los derechos de los trabajadores, tales como la jornada mínima, la Remuneración Mínima Vital y Móvil, entre otros.

 

Ley de Responsabilidad Penal Empresaria

 

La Ley de Responsabilidad Penal Empresaria (Ley N°27.401) consiste en la responsabilidad penal de las empresas en caso de actos de corrupción, sobornos, y otros delitos económicos. Uno de los valores que respalda esta ley es la transparencia y la integridad dentro de las operaciones laborales.

 

Código Civil y Comercial

 

El Código Civil y Comercial de la Nación, incluye disposiciones sobre las responsabilidades que tienen las empresas, tanto en sus relaciones comerciales con otras empresas, así como con sus clientes y proveedores.

 

Ley de Protección de Datos Personales

 

La Ley de Protección de Datos personales (Ley N°25.326) establece normas para un manejo sano de información personal por parte de las empresas. Esto promueve una ética empresarial sana, ya que los colaboradores gozarán de privacidad resguardada también por medidas legislativas en caso de que estas no se cumplan.

 

Normas de Responsabilidad social Empresaria (RSE)

 

Pese a que no todas las normas de la RSE son obligatorias, hay muchas empresas en Argentina que deciden adoptarlas y hacerlas parte de su ética empresarial de todas formas. Estas normas son principalmente ambientales, sociales y de gobernanza, que van más allá del cumplimiento legal.

 

Soluciones de Control de Asistencia y Gestión de Turnos para mejorar la ética empresarial

 

El Control de Asistencia es una herramienta de suma importancia que garantiza la mejora de la ética empresarial, ya que asegura que los colaboradores estén en orden con tiempo trabajado máximo permitido por ley.

Una de estas medidas es el sistema de control de asistencia por biometría, ya sea mediante las huellas dactilares o reconocimiento facial, esto ayuda a que el registro sea preciso y seguro, reduciendo así las posibilidades de fraude y errores. Además, un buen Control de Asistencia garantiza también la protección de los datos confidenciales de los colaboradores.

Un Control de Asistencia personalizado también puede dar claridad en las políticas de ausentismo laboral, fomentando la transparencia entre empleador y colaboradores.

Por otro lado, una buena Gestión de Turnos ayudará no sólo con la transparencia de los colaboradores, sino que también en el reconocimiento de sus habilidades y el posicionarlos de acuerdo a las mismas. Además, dependiendo de la naturaleza del trabajo, esto puede ayudar también a la organización y la posibilidad de flexibilidad laboral, tales como el trabajo con horarios flexibles y el teletrabajo. Esto permitirá un mejor equilibrio entre sus responsabilidades personales y profesionales.

 

SCM Latam, expertos en Control de Asistencia y Gestión de Turnos

 

Una de las soluciones que ofrece SCM Latam para la Gestión de la Fuerza laboral es el Control de Asistencia. Además de ser altamente parametrizable, teniendo el control de factores como horas extra, ausentismos, presentismos y demases, ayuda a los equipos de recursos humanos a reducir sus labores, mediante la automatización de procesos. Esto provoca que los registros manuales ya no sean necesarios, y las personas encargadas puedan enfocarse en otras labores, como gestionar medidas que eleven la ética empresarial.

Por otro lado, también está la Gestión de Turnos, que se adapta a las necesidades de cada organización. Esta es accesible para cada colaborador, lo que ayuda a una dinámica transparente.

¿Quieres conocer más sobre las
soluciones de SCM Latam?
Autor del Post
Communication Leader
Periodista de la Universidad Diego Portales con 7 años de experiencia en la industria de la tecnología, trabajé en La Tercera y para empresas como Microsoft y Xbox.

Tabla de Contenidos

Entradas relacionadas: